¿Tiene problemas para tomar decisiones? Siga estas pautas para combatir la indecisión

Albert Bonfil, PsyD 9 de julio de 2014 ¿Problemas para tomar decisiones? Siga estas pautas para combatir la indecisión Albert Bonfil, PsyD 9 de julio de 2014

Si tiene dificultades para tomar decisiones con confianza, puede que le resulten útiles las siguientes pautas para combatir la indecisión:

Utilice objetivos más amplios o sus propios valores como brújula: muchas veces somos indecisos porque nos enfrentamos a una decisión con muchos factores que sopesar. A menudo, el factor más eficaz a la hora de tomar decisiones es qué será más útil para uno de nuestros objetivos de vida o qué elección es más coherente con nuestros valores.

Considere los beneficios a largo plazo además de las consideraciones a corto plazo: si descubre que ha tomado muchas decisiones que no funcionaron, considere si estaba tomando decisiones basadas en compensaciones a corto plazo. A menudo, lo que es más fácil o menos complicado a corto plazo no es muy eficaz a largo plazo. A menudo son estas decisiones las que recordamos con pesar.

Replantee su esfuerzo como una inversión en lugar de un inconveniente: la mayoría de las personas tienden a pecar del lado de lo que requiere menos esfuerzo por adelantado. Esto se debe a que a veces consideramos que gastar mucho esfuerzo es una consecuencia negativa en sí misma. Si podemos aprender a ver el esfuerzo como una inversión al servicio de una consecuencia positiva, es posible que no lo rehuyamos tan rápidamente al tomar una decisión.

Parálisis final del análisis: La certeza es más incómoda que la incertidumbre. En consecuencia, algunas personas recopilan mucha información cuando se enfrentan a una elección, asumiendo que más información proporcionará más certeza. Desafortunadamente, normalmente no funciona de esta manera. Lo más habitual es que terminemos con tanta información que nos sentimos abrumados y somos incapaces de procesarla toda. En lugar de recopilar demasiada información, determine cuánta información es suficiente o qué es absolutamente necesario saber, luego evalúe los pros y los contras una vez que tenga la información que realmente necesita.

Aprenda a amar la incertidumbre: la incertidumbre está bien. Si no fuera por la incertidumbre, la vida sería bastante aburrida. En lugar de esperar a que surjan todas las dudas, tienes que ser vencido antes de actuar, actúa… y lleva las dudas contigo.

Considere el costo de no tomar una decisión: recuérdese lo que puede estar perdiendo o la agitación emocional que puede tener que soportar al no actuar. Esta perspectiva puede ser suficiente para que usted decida que la indecisión no vale la pena.

Aceptar los errores: A veces, las personas se paralizan ante una elección porque son reacias a cometer cualquier tipo de error, por pequeño que sea. Paradójicamente, cuanto más aspiran las personas a la perfección, más se alejan de ella y se quedan paralizadas. Reconozca que cada elección tendrá una desventaja y aprenda a aceptar esa realidad. La aceptación puede ser una forma muy poderosa de afrontar situaciones difíciles. Además, si puedes aprender de tus errores, será menos probable que los repitas en el futuro.

Estas estrategias cognitivas provienen de la Terapia Cognitivo-Conductual, una terapia de resolución de problemas que puede ayudar a las personas con indecisión. No es raro que las personas que luchan contra la ansiedad o la depresión tengan problemas para tomar decisiones. Haga clic aquí para obtener más información sobre cómo la terapia cognitivo-conductual puede ayudarle.

Todo el material proporcionado en este sitio web es sólo para fines informativos. Se debe buscar consulta directa con un proveedor calificado para cualquier pregunta o problema específico. El uso de este sitio web de ninguna manera constituye un servicio o asesoramiento profesional.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *